Isola d’Elba

Portoferraio

Marciana Marina Sant'Andrea

La isla de Elba es la tercera mayor isla italiana, con sus 223 km² y 147 km de costa es la más grande del archipiélago Toscano. Un mito cuenta que este archipiélago surgió cuando la Venus Tirrénica emergió de las aguas del mar Tirreno y rompió una diadema de perlas que llevaba en su cabeza. De la caída de esas perlas surgieron en el mar las siete islas que componen el archipiélago: Elba, Giglio, Capraia, Giannutri, Gorgona, Montecristo y Pianosa.

Diversas civilizaciones ocuparon esta isla: Griegos, Etruscos y Cartagineses lucharon entre ellos desde la Edad de Hierro para dominar la isla y sus yacimientos minerales. Ya en el siglo VIII a.C., los Etruscos explotaban sus minas de hierro y comerciaban sus manufacturas en todo el Mediterráneo obteniendo grandes riquezas. Después de los Etruscos, llegaron los Romanos que heredaron la joven industria siderúrgica etrusca y valorizaron la producción vinícola y la belleza del paisaje de la isla gracias al intenso tráfico marítimo. En este periodo se construyeron villas patricias de gran belleza como la de las Grutas de Capo Castello. La isla fue enclave militar español durante los siglos XVII y XVIII. En esa época se fortificó Puerto Longón (Capoliveri), de gran importancia estratégica durante la Guerra de Sucesión. Durante el siglo XVIII fueron y franceses quienes se disputaron esta estratégica isla, hasta que quedó en manos de Napoleón el 4 de mayo de 1814, cuando le fue asignada como principado. En ella “reinó” hasta el 26 de febrero de 1815. Durante este breve período dio gran impulso a la industria vitivinícola. También durante ese tiempo construyó dos residencias, una urbana y bastante simple: la villa dei Mulini; y una casa de campo: la villa de San Martino, hoy convertida en museo.

Ferries desde Piombino: Moby Lines
Alquiler de coches en la isla: Elba by Car
iPhone app: Island of Elba

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *