Singapore Life (I). Primeras impresiones

Singapore

– No, realmente esta es la primera vez que estoy en Asia.

– Ah bueno, no te hagas una idea equivocada, Singapur no es en absoluto representativo de Asia.

Y es que en Singapur hay templos hindúes, templos budistas, mezquitas y la fruta es tropical pero se respira una tranquilidad que no se parece en nada a las típicas postales de una ciudad asiática. La ciudad crece en vertical, además de todos los rascacielos del centro de negocios por toda la ciudad existen miles de edificios de viviendas de más de veinte alturas. Singapur es una ciudad moderna, todo es nuevo, las calles están impecables y todo está perfectamente organizado (quizás herencia de haber sido una colonia británica). Pero Singapur todavía no ha tocado techo y sigue creciendo. Por toda la ciudad se ven grúas levantando nuevas viviendas, nuevos edificios para empresas, hospitales…Pese a ser una ciudad super industrializada la religión, o mejor dicho, las religiones tienen un gran peso en toda la ciudad con una aparente buena convivencia en la calle (en South Bridge Rd se puede encontrar una mezquita, un templo hindú y uno budista prácticamente juntos), en los colegios e incluso en el calendario (en Asia esto tiene más importancia de lo que a nosotros nos puede parecer).

La diversidad étnica de la población es muy marcada: los chinos representan el 76,8%; los malayos, el 13,9%, los indios, el 7,9%, y el 1,4% restante proviene de diversos países, sobre todo occidentales. Esta diversidad étnica se pone de manifiesto en las lenguas oficiales. Hay cuatro idiomas con el estatuto de oficial: inglés, chino (mandarín), tamil y el malayo. Toda la población debe ser bilingüe, aprendiendo inglés y uno de los otros tres idiomas, dependiendo este otro del origen de los padres. Si ninguno de los padres es de alguna de las etnias que hablan uno de los otros idiomas (aparte del inglés), éstos pueden entonces escoger cuál de los otros tres idiomas estudiarán sus hijos en la escuela.

Singapur se constituyó como colonia separada en el año 1912, siendo utilizada como base naval hasta la ocupación japonesa. Durante la Segunda Guerra Mundial, a partir del 15 de febrero de 1942 la isla cayó bajo dominio del Imperio Japonés, que la atacó desde tierra aprovechando que las defensas de la ciudad estaban orientadas hacia el mar, siendo la mayor humillación británica sufrida en la guerra, ya que no sólo fue una derrota militar, sino que también fue un duro golpe a la dominación occidental en toda Asia. En 1959, Lee Kuan Yew fue elegido Primer Ministro. Su partido, el Partido de Acción del Pueblo (People’s Action Party), propone entonces la integración en la Federación de Malasia, lo cual se consigue en septiembre de 1963. Poco después, en 1964, las diferencias se manifiestan y la secesión de la República de Singapur es acordada, siendo proclamada el 9 de agosto de 1965. A partir de este momento el crecimiento económico de Singapur (principalmente gracias a la fundación de su puerto franco) es imparable hasta llegar a nuestros días en los que se ha convertido en una de las economías de referencia a nivel mundial. Singapur es el tigre asiático que más ha crecido en los últimos años

3 thoughts on “Singapore Life (I). Primeras impresiones

  1. Carlos, por favor, sabes que lo habrá. Es algo básico. Lo que pasa que todavía me estoy enterando de todo lo que hay…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *