No vivimos más años. El mito y la edad de jubilación.

Uno de los comentarios de moda entre tertulianos y políticos (1, 2, 3 o 4) es el de “ahora que vivimos más años” sería recomendable elevar la edad de jubilación hasta los 67 años.

El error viene por asumir que el aumento de la esperanza de vida (algo que se puede verificar facilmente) significa que vivimos más. Nadie vive más. No hemos mutado. No nos hemos convertido en una super especie de homo sapiens que vive más. La que vive más es la sociedad en su conjunto. La esperanza de vida es la media de la cantidad de años que vive una determinada población en un cierto periodo de tiempo.

La realidad es que la esperanza de vida no aumenta porque de media todos vivamos un poco más, sino porque ahora la gente que hace unas décadas “bajaba la media” ya no lo hace. Es decir, ahora somos capaces de evitar que personas que han sufrido accidente, un infarto o un ataque de asma se mueran. Como no se mueren y viven durante muchos más años la esperanza de vida aumenta.

No soy un experto. No sé si hace falta modificar la edad de jubilación o no. De lo que estoy seguro es que la razón de hacerlo no es esta. De hecho yo diría que es todo lo contrarío. Ahora hay más gente que vive durante más tiempo y más sana; con lo cual hay más personas que pueden trabajar y cotizar a la Seguridad Social y por lo tanto más dinero para pagar pensiones.