Boston Life (IV). NYC

NYC skyline at nightTimes SquareTimes Square

Después de una visita corta a NYC queda claro por qué esta ciudad es el escenario de tantas películas, canciones y fotos. Es difícil de explicar pero creo que el resumen de NYC es el momento en el que te encuentras a un hombre de setenta años con unos patines en línea haciendo acrobacias y de fondo están cantando “Francisco alegre y olé” en un concierto de sevillanas, en el que el público, totalmente entregado, baila tocando un tamborcillo.

Pues visto esto el resto es como lo cuenta Woody Allen en todas sus pelis: taxis amarillos, las calles de Manhattan llenas de gente de todo tipo, de todos los colores y completamente en su mundo, el Empire State como el gran icono de la ciudad, terminado cuando estalló la Gran Depresión (fue originalmente diseñado para ser un mástil de amarre y depósito de zeppelines, aquí se les fue un poco la cabeza), el SoHo y su mundo alternativo en contraste con todos los uniformados de Wall Street, Central Park lleno de gente haciendo deporte a todas horas y Times Square como el meollo de toda ciudad (en algunos momentos necesitas gafas de sol para soportar tanto neón y luces parpadeantes). Vamos, La Gran Ciudad por definición con sus virtudes y sus defectos, puedes ir como quieras, hacer lo quieras y decir lo que quieras y puede que a alguien más le interese pero al 99,99% restante no le importa absolutamente nada lo que hagas aunque eso sí, es la tierra de las oportunidades; todo el mundo lo puede intentar y el que trabaja puede llegar lejos.

Básicamente, mientras tengas una tarjeta de crédito tienes la oferta de ocio más grande del mundo: restaurantes americanos, chinos, japoneses, españoles, italianos…lo que quieras, musicales, teatro, museos, discotecas y todo lo que puedas imaginar. Vivirlo aunque solo sea durante unos días merece la pena.

No me podía ir sin vivir una auténtica experiencia Broadway, otro de los iconos de la ciudad. El sábado estuvimos en Mamma mia! lo mejor para ir es comprar las entradas en TKTS que venden entradas solamente para las funciones del día con un descuento de hasta 50% lo único malo es que tienes que hacer las cola y puede que se agoten (en la oficina de Times Square siempre había mucha gente pero en la oficina de South Street Seaport apenas había gente)

Aprovechando el viaje dejo este documental de RTVE sobre NYC que grabaron a propósito del 11S. La fotografía, el montaje, la música y las entrevistas están genial pero lo estropean con una voz en OFF diciendo “chorraditas”.

Desde Boston: megabus.com tiene billetes desde $1.50 aunque lo normal es unos $33. El bus tarda 4h y tiene Wifi gratis.